Primera victoria del sufragismo femenino británico

mayo 16, 2016

“Aflicción”: la epidemia, aquí al lado

mayo 16, 2016

“El efecto cal viva”

mayo 16, 2016
empty image
empty image
Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hasta hace, poco el Congreso no era un lugar con el que sentirse interpelado. Nos acostumbramos a las imágenes de diputados durmiendo en su escaño-literalmente- a los que casi compadecíamos por dejarse allí la imagen pública a cambio de un sueldo vitalicio, un aforamiento y todas esas cosas que para la tradicional clase política parecen suficientes a cambio de su alma.

Pero entonces sucedió el intento de regeneración política al que asistimos del que cada vez tenemos más noticias, aunque menos información. Me refiero a los hechos acontecidos tras las revueltas del 15M, los partidos emergentes, movimientos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y un largo etcétera de ejemplos de empoderamiento ciudadano, resultado de un largo proceso de acumulación de fuerzas (tragar, vamos) y de experiencia asociativa en  democracia.

Podemos y Ciudadanos irrumpen en el Congreso, en esta especie de ensayo general que ha sido la actividad parlamentaria tras los comicios del 20 de diciembre y lo hacen sin experiencia, tal vez sin mucho apego al protocolo pero con un as bajo la manga que está rompiendo la mesa de juego en este país: no le deben nada a nadie, no han escondido secretos debajo de la alfombra y tienen todo por hacer,(bien o mal, ya se verá).

FOTO: Dani Gago

FOTO: Daniel Gago

Por eso es que cuando hablo a mis amigos de la nueva política española, les menciono “el efecto cal viva” consistente en hablar sin miedo, en decir lo que se piensa sin el filtro del decoro, sin pensar que el otro partido que se turna cada ocho años en el gobierno tiene un acuerdo tácito con el otro único partido posible, por el cual hay códigos intocables o temitas que no se pueden traer al presente, porque al final PP y PSOE son lo mismo, no por argumentario ni programa sino por haber servido al mismo problema, dando las mismas torpes soluciones a las demandas sociales que exigía este país desde la transición.

Tal vez no fue el momento, ni las formas ni el lugar, seguramente. Pero cuando Pablo Iglesias dijo que “Felipe González tiene el pasado manchado de cal viva”, ese “cal viva” resonó en toda la cámara, despertando hasta la última viga del entumecido Congreso de los Diputados, tan maltrecho, testigo de mentiras para las que sí ha sido el momento, las formas y el lugar y por las que nadie jamás ha abucheado a nadie, quien sabe si por no perder el hilo de la partida de Candy Crush.

El “efecto cal viva” es que ya ningún español va a sentir hipocresía en los ojos de quien le habla desde su escaño, porque sabe que habrá un opositor, un periodista, un activista o un juez actuando de oficio que le recordará que la historia de este país ya no se escribe ni incompleta ni por los privilegiados, sino por nosotros que hemos ganado el control sobre nuestro futuro social y político. Tenemos un precedente valioso, mundial y que el tiempo largo de Braudel dirá si histórico, que es el poder de tomar las calles, poder imprevisible no canalizado ni canalizable que es el 15M.

Y en esas estamos.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

6 comments

  1. Sí, parece que algunos se sienten más cómodos con el “efecto cal viva” que con la Ley de Dependencia, el matrimonio del mismo sexo, la regularización de inmigrantes, la retirada del apoyo a Bush, la ley contra la violencia de género y otras menudencias que cambiaron el aspecto de España. Un saludo.

  2. Para mi realmente ahora comienza la transición, no solo es cambio de ciclo, es cambio de todo, es cambio de formas, cambio de modelo, y todo esto es lo que representa el 15M.
    Seguiremos

    1. Es posible, Ismael. La Historia nos dirá. Mientras tanto pondremos todo de nuestra parte para que nuestros hijos tengas más derechos que nosotros.

  3. Los que vivimos y luchamos para lograr la libertad, nos encontramos con las leyes que han decretado los partidos gobernantes desde la “Llamada Transición” que no fue otra cosa que implantar lo que ordenaba intereses emanados desde la Europa del Capital, y sí, no fue solo que hubo “cal viva”, pactos con los nacionalismos inde- pendentistas, si no trasvase de dinero público a intereses espurios.

Si te apetece, deja un comentario